Cesta

-10% DE DESCUENTO AHORA CON EL CÓDIGO LOV10

¿Cómo se cuidan los mocasines de piel?

Símbolos del estilo informal, los mocasines de cuero figuran sin duda entre los zapatos más populares en Francia. Son una apuesta segura para las personas que prefieren un look causal y menos formal. Sin embargo, para que sus mocasines de cuero conserven su encanto y su buen aspecto a largo plazo, debe cuidarlos adecuadamente. En esta completa guía te contamos todo lo que necesitas saber para cuidar tus mocasines.

Limpieza de los mocasines de cuero: el método universal

La cera sigue siendo el mejor método para limpiar los mocasines de piel. Esta operación devuelve el brillo a sus zapatos y los conserva durante mucho tiempo. Para encerar correctamente sus mocasines, primero necesita obtener ciertas herramientas y seguir unos pasos específicos.

Productos y accesorios indispensables para el cuidado

Para abrillantar tus mocasines de piel, lo primero que necesitas es un par de hormas, idealmente de madera blanda sin barnizar. También necesitarás un paño suave de microfibra y un cepillo de limpieza para eliminar la suciedad de la superficie y entre las ranuras de los zapatos. Además de estos accesorios, también necesitarás :

  • betún para zapatos,
  • betún
  • un poco de crema
  • un spray protector del calzado
  • y un guante abrillantador.

Para eliminar manchas difíciles, también necesitarás un jabón de glicerina y agua.

Prepara los zapatos

El primer paso para limpiar correctamente los zapatos de piel es quitarles el polvo. Si tus mocasines tienen cordones, recuerda quitarlos para evitar ensuciarlos y ensuciar los ojales. A continuación, introduce las hormas en los zapatos y quítales el polvo con un paño limpio y seco. Utiliza un paño suave de microfibra para limpiar suavemente la superficie del cuero.

A continuación, cepilla enérgicamente los zapatos paraeliminar cualquier resto de suciedad o barro de la superficie de cuero. Este es un paso importante, ya que la suciedad debilita las fibras del mocasín, provocando grietas que suelen ser imposibles de reparar. El cepillado también facilita la limpieza y el abrillantado del calzado.

Aplica betún a tus mocasines

Una vez que hayas eliminado toda la suciedad de los zapatos, utiliza la palma de la mano para sacar una cantidad generosa de crema abrillantadora y aplícala sobre la superficie de los zapatos. Haz círculos pequeños y uniformes y no olvides el borde de la suela de tus mocasines. Esto protegerá el zapato de las manchas, reavivará el color y nutrirá la piel en profundidad. Si las costuras son de otro color, aplica el betún con mucho cuidado. Para que el betún que elijas no decolore, aplícalo en una pequeña zona antes de extenderlo por todo el zapato.

Después de esparcir el betún por el zapato, utilice un cepillo para extenderlo suavemente por todas las zonas del zapato. Si el cuero está saturado de betún, elimine el exceso cepillando enérgicamente toda la parte superior hasta que quede brillante. Deje reposar los zapatos unos minutos. Por último, utiliza un paño suave para abrillantar los mocasines, dando pasadas cortas y uniformes sobre la superficie del cuero.

Deja secar y, a continuación, aplica un pulverizador a los zapatos

Una vez que hayas abrillantado bien tus mocasines de piel, déjalos reposar en un lugar alejado de la luz solar directa. Una vez que tus zapatos estén brillantes y limpios, puedes rociarlos a una distancia de 20 a 30 cm. Esto hará que tus zapatos sean flexibles e impermeables.

Trucos y consejos útiles para cuidar tus mocasines de piel

Además del betún, hay otros productos naturales y trucos que puedes utilizar para cuidar tus mocasines de piel.

Apuesta por los polvos de talco

Los polvos de talco son uno de los productos naturales más recomendados para limpiar los zapatos de piel. Espolvorea ligeramente polvos de talco por el interior y el exterior de tus mocasines de piel. A continuación, utiliza un paño suave para frotar la superficie de tus zapatos y déjalo actuar toda la noche. Por último, quita el polvo de tus zapatos a la mañana siguiente para devolverles su brillo original.

Utiliza leche limpiadora

Otro consejo eficaz para limpiar tus mocasines de piel es utilizar leche limpiadora. Se trata de un excelente producto de limpieza que eliminará la suciedad y devolverá el brillo a tus zapatos. Humedece un algodón con la leche limpiadora y frótalo ligeramente sobre tus zapatos. Deja secar los mocasines unos minutos a la sombra. A continuación, utiliza un paño suave de microfibra para abrillantar el exterior de los zapatos.

Opta por el vinagre blanco

¿Tus mocasines están perdiendo brillo con el paso del tiempo? No te asustes, el vinagre blanco es justo lo que necesitas. Añade unas gotas de vinagre blanco al agua jabonosa. Sumerge un paño suave o una esponja en la mezcla y frota ligeramente los zapatos. A continuación, pásales un paño seco y déjalos secar en un lugar donde les dé poco el sol.

Utiliza betún

Para limpiar tus mocasines de piel, el betún puede ser un excelente aliado. Normalmente envasado en tarros de 75 ml, este producto contiene ingredientes orgánicos y es seguro para el cuero de tus zapatos. Nutre, protege y abrillanta todas tus piel es, devolviéndoles su brillo original. El betún suele estar disponible en dos colores: marrón y negro. Elija el que mejor se adapte a sus necesidades. Basta con frotar el producto sobre los zapatos de piel para devolverles su brillo.

Cera de abeja

Para los que buscan un producto natural para cuidar regularmente sus mocasines de cuero, la cera de abejas es una gran opción. Protectora y muy nutritiva, la cera de abejas limpia el cuero en profundidad y lo protege de la humedad. Derrita 100 g de cera de abejas en un cazo y añada 60 cl de aguarrás. En un segundo cazo, añada pepitas de jabón de Marsella al agua hirviendo y remueva hasta que el jabón se haya disuelto por completo.

Dejar enfriar y añadir la mezcla a la cera derretida. Remover rápidamente y añadir un aceite esencial a la mezcla. Vierte la solución resultante en un frasco hermético y déjala reposar durante unas horas. Ya puedes utilizar la mezcla para pulir la piel de tus mocasines. Asegúrate de utilizar un paño de lana para limpiar los zapatos.

Aparte de estas soluciones, hay otros productos naturales que puedes utilizar para cuidar tus mocasines de piel. Entre ellos se encuentran el limón, la pasta limpiadora y el aceite de linaza.

Buenos hábitos para cuidar tus mocasines de piel a diario

Para que tus mocasines de piel conserven su mejor aspecto, debes adoptar algunos buenos hábitos diarios.

Guarda bien tus zapatos

La clave para cuidar tus zapatos de piel es crear el espacio de almacenamiento adecuado. Evite guardar sus mocasines de piel en cajas de cartón y opte en su lugar por un mueble zapatero. Esto es importante, porque si tus zapatos están expuestos a menudo a la intemperie, corres el riesgo de que la humedad los dañe.

Si no tienes mucho presupuesto, puedes comprar bolsas para guardar zapatos. Fabricadas con materiales naturales, estas bolsas mantienen tus zapatos de piel protegidos del aire.

No pases por alto las hormas

La principal ventaja de las hormas es que mantienen los zapatos de piel en buen estado durante mucho tiempo. También son eficaces para absorber la humedad y la transpiración de los pies más rápidamente después de su uso.

Las hormas son especialmente útiles cuando los zapatos se mojan. Permiten que tus zapatos se sequen rápidamente yevitan todo tipo de deformaciones. Lo mejor es elegir modelos de madera.

Cambia de zapatos con regularidad

Una de las razones por las que los pares de mocasines de piel se deterioran es su uso frecuente. Como ocurre con la mayoría de los objetos, el uso repetido de un par de zapatos provocará inevitablemente deformaciones y desgaste. Para evitarlo, no olvides variar tus pares de mocasines.

Para sacar el máximo partido a tus zapatos durante mucho tiempo, compra 2 ó 3 pares de mocasines de estilos más o menos similares. Así podrás alternarlos de un día para otro y alargar su vida útil. Deja los pares que no utilices con hormas en tu armario o bolsa de almacenaje.

Renueva el interior de tus zapatos

Para mantener tus mocasines en buen estado, debes refrescar el interior. Así evitarás que se acumulen olores desagradables con el tiempo. Acuérdate de airear los zapatos después de cada uso. Exponlos en un lugar bien ventilado, pero no muy soleado. También existen desodorantes en spray especialmente diseñados para el calzado. No dudes en comprar uno para refrescar el interior de tus zapatos después de cada uso.

Utiliza el producto de cuidado adecuado

Para el cuidado diario de tus mocasines de piel, tienes que elegir el betún con sumo cuidado. Dependiendo del tipo de piel, la elección del betún y el método de limpieza serán diferentes. Para los mocasines de piel lisa, debe elegir un betún ligeramente más oscuro que el color de la piel. Esto es importante, ya que un tono claro resaltaría las marcas de desgaste del zapato. Para limpiar zapatos de piel lisa, lo mejor es utilizar un paño ligeramente humedecido con agua. A continuación, puedes utilizar cualquiera de los métodos anteriores para limpiar los mocasines.

Los mocasines de cuero que utilizan cuero engrasado como material principal requieren poco mantenimiento. Para limpiarlos, puedes utilizar grasas especiales o grasa de lana. Por último, para los modelos con charol, tendrás que utilizar sprays. Los sprays a base de silicona son muy eficaces en este contexto, ya que conservan el brillo de los mocasines de charol. Para maximizar su eficacia, no olvides pasar un paño suave empapado en agua y una pequeña cantidad de vinagre blanco.

¿Con qué frecuencia debe limpiar sus mocasines de cuero?

El cuero es un material natural que, si no se cuida con regularidad, puede sufrir daños irreversibles. Sin embargo, debes evitar lustrar tus zapatos a diario, ya que el cuero puede desarrollar una pátina con el tiempo. Ya sea para devolver el brillo a tus zapatos o para alargar su vida útil, la limpieza debe hacerse con sumo cuidado. Si usa sus mocasines de cuero con regularidad, límpielos una o dos veces por semana. En cambio, si utiliza sus mocasines de piel de forma ocasional, un simple pulido antes de cada uso bastará para devolver el brillo a sus zapatos.

Ten en cuenta que los mocasines de piel requieren cuidados más o menos regulares para mantener su buen aspecto. Así que asegúrese de aplicar los métodos y consejos presentados en esta guía para cuidar sus zapatos a diario. ¿Conoces algún otro truco eficaz para limpiar los mocasines de piel? Cuéntanoslo en los comentarios.